Asociación Ucrania de Cultura Prosvita - Filial Berisso
Colectividad Ucraniana

Con la misma denominación y objetivos  existen similares asociaciones en Ucrania, y en el resto del Mundo donde hay inmigrantes y descendientes de  ucranios.

El símbolo institucional de Prosvita es una antorcha, que simboliza la iluminación  de las mentes,  la educación para el pueblo.

Fue creada en 1868 en la ciudad de Lviv (Lemberg), en la región de Galitizia, del Imperio austríaco, actual Ucrania, como entidad cultural y social con el propósito de  promover la formación intelectual, la elevación moral y el bienestar de los campesinos y artesanos mas necesitados.

Ello sería a través de la enseñanza y difusión de las diversas  expresiones de la cultura  ucrania y la capacitación en las modernas técnicas de labores y organizaciones económicas. Agregándose, la enseñanza del  idioma ucranio y las artes, para reforzar la identidad nacional  y la  difusión de la lengua ucrania en su territorio, que por entonces, durante el siglo XIX la parte occidental se encontraba bajo el dominio austro-húngaro y la oriental por el imperio ruso zarista.

Los emigrantes que dejaron su patria, por motivos políticos, sociales o económicos, mantuvieron ese caudal de experiencia y conocimiento obtenido en las bibliotecas,  escuelas de diversos niveles, centros sociales, cooperativas, que Prosvita había creado.

A fines del siglo XIX en 1897, llegan a la Argentina los primeras corriente inmigratorias de ucranios, provenientes de la región de Galitzia, Ucrania Occidental, cuyo grupo mas numeroso tras arribar al puerto de Buenos Aires y una breve estadía en la ciudad de La Plata, logran radicarse en la zona de la actual población de Apóstoles, en ese entonces perteneciente al territorio nacional de Misiones, y en su condición de colonos comienzan a desmontar los montes y labrar la tierra.-

En Berisso los ucranios como corriente inmigratoria, comienza a aparecer a principios del siglo XX , registrándose como extranjeros de nacionalidad rumana, polaca, austriaca, rusa, pues el territorio se encontraba regido por esos estados vecinos.

Cuando concluye la Primera Guerra Mundial de los años 1914/17, y a partir de 1920, se acrecentó la afluencia de los inmigrantes ucranios, al igual que la de otras corrientes de Europa Central, atraídos por los trabajos que ofrecían los frigoríficos Armour y Swfit.

Al llegar a Berisso, las viviendas a las que accedían, contaban escasas  comodidades. Eran los inquilinatos, conocidos como conventillos, pero eran ventajosos pues se ubicaban próximos a las fábricas.

Con el tiempo, los recién llegados formaban su pareja, nacían los hijos, y se necesitaba otra vivienda. Salían a la búsqueda de un terreno, y los disponibles estaban alejados del lugar de trabajo  Así se fueron instalando en las diversas villas; San Carlos, Dolores, Zula, Paula, Porteña, Corbalan, fuera del centro con calles pavimentadas, luz y agua, pero estableciendo vecindad con connacionales.

Mientras tanto, los inmigrantes comenzaron a organizarse para mantener y enseñar a sus hijos el idioma materno y las tradiciones, que trajeron dentro del bagaje de la Madre Patria.

La actividad organizada de la colectividad ucraniana en Berisso, se inicia el 10 de Febrero de 1924, con un grupo de jóvenes ucranios inmigrantes que conforman el “Grupo Filo dramático de la Asociación de Jóvenes Ucranios”, para ensayar y representar obras teatrales en el idioma natal. Se instalan en  un pequeño local céntrico de la calle Lisboa (actual 166) Nº 309 casi esquina Londres (actual 5) exactamente en frente en donde se hallaba el chalet que en su momento perteneció a vivienda del Director de la Escuela Nº 52 (actual 1), y ahora es una dependencia del Hospital de Berisso.

A mediados del año 1924, exactamente el 31 de agosto, el grupo resuelve que la  entidad pase a ser integrante de PROSVITA , la entidad que funcionaba en Ucrania y adopta su nombre oficial.

Efectuado el pedido de reconocimiento a la sede central que en ese entonces residía en la ciudad Lviv, capital de la región de Galitzia, Ucrania Occidental, se la incorpora como socia a la entidad de Berisso, el 7 de Julio del año 1925, con sede en la calle Nueva York Nº 5080 Berisso, Ferrocarril Sur, Argentina como lo acredita  el diploma extendido y enviado a la filial.

Las sedes provisorias, durantes los primeros años, eran reducidos locales, pequeñas piezas de conventillo, que no alcanzaba para albergar a los entusiastas jóvenes, que debían permanecer en los amplios patios del conventillo o en la vereda.

Para presentar una obra de teatro, efectuar una reunión social, o celebrar comunitariamente “La Pascua”, requería de lugares mas amplios que debían de alquilarse.

Uno de los salones al que se recurría con frecuencia, era el conocido ”Bernardino Rivadavia”,  de la calle Lisboa Nº 745 de Berisso, fue el gran centro de la actividad social y cultural de Berisso, y llego a pertenecer al club Estrella de Berisso, destruyéndose totalmente durante un incendio en el año 1944.

En el año 1927, con el aporte de asociados y  recaudado en actividades sociales y artísticas, se adquiere un terreno sobre la calle Montevideo entre Perseverancia Nueva y Perseverancia Vieja, en donde se levantaría la sede social propia de Prosvita, un edificio de dos plantas, constituido con un local para biblioteca, secretaria, guardarropa, sanitarios, salón, escenario y vestuarios inaugurado oficialmente el 6 de septiembre de 1930.

Con las nuevas comodidades se podían realizar en forma regular  las reuniones de las distintas comisiones de hombres, mujeres y jóvenes.

El nuevo y moderno local constituyó el único centro propio de la actividad ucrania organizada en Berisso y en el país, desde donde  se impartía la enseñanza del idioma ucranio y manualidades a los hijos de los inmigrantes, en horario y periodos extraescolares. Se crearon y funcionaron coros, elencos de teatro, conjuntos de danzas, y grupos musicales, que contribuyeron al mantenimiento de las tradiciones, la cultura popular y el idioma. También nuestra asociación albergó y lo continua haciendo, con actividades y entidades de todo el espectro comunitario institucional de Berisso.

Prosvita fue integrante de la Comunidad de Berisso, desde el comienzo. La entidad y sus asociados, estuvieron presentes en todo el quehacer que impulsó y posibilito el progreso de este pueblo, entre ellas las cooperativas de consumo de la ciudad, la Comisión por la Autonomía de Berisso, Comisiones para el establecimiento de la Escuela de Enseñanza Media N 1 y la Escuela de Educación Técnica de Berisso, participando en el Consejo e la Comunidad, la Asociaciones de Entidades Extranjeras de Berisso y la Federación de Entidades de Bien Público de Berisso.

Muchos de sus asociados, en forma personal o representando a la asociación fueron autores y activos participes de proyectos vinculados a entidades de bien público, establecimientos educacionales secundarios y las cooperativas en la ciudad y a la autonomía municipal junto a otras entidades de bien público.

La sede social ubicada en el centro de la ciudad, entre los años 1948 a 1950, amplió las instalaciones, construyendo un nuevo salón en planta alta.

En los últimos años, se introdujeron nuevas reformas, se instalaron nuevos servicios sanitarios, se sustituyó el piso flotante de madera  del escenario y el de la sala, se reconstruyó, el local de la biblioteca y el primer tramo de la escalera. Recientemente, en los últimos tres años, se plastifico el piso de madera, se instaló el montacargas, se reconstruyó la escalera al salón comedor de planta alta , se colocaron nuevas aberturas, colocación de un nuevo piso de cerámico, artefactos y muebles, que otorgando  al lugar,  a las actividades y permanencia, mayor funcionalidad  y comodidad. Mas allá de estos logros materiales, PROSVITA para los ucranios y descendientes, ha sido el lugar de  encuentro, charlas, intercambio de opiniones, discusiones, sobre diversos temas y el centro donde se acudía para obtener información, respecto a los acontecimientos en la Madre Patria  y las diversas tareas de sus hijos en la diáspora para alcanzar la anhelada Libertad e Independencia desde hace 17 años concretada definitivamente.

Sigue siendo el espacio donde podemos continuar exhibiendo nuestra particular herencia cultural y disfrutarla, ahora también con nuestros amigos, de distinto origen y creencias, nacidos todos en este pueblo que hace años recibieron a nuestros abuelos y padres, cuando llegaron en busca de paz, trabajo y libertad.